familias

El soporte a las familias con hijos con trastornos del neurodesarrollo y dificultades de aprendizaje

Es el Día Internacional de la Familia y desde Academia Inanp y PerspectivaMente no podemos remediarlo: nos acordamos de las familias que se forman con nosotros a través de nuestros webinars y recursos.

Desde que comencé a trabajar en PerspectivaMente tuve algo claro: las familias necesitan información y recursos para apoyar a sus hijos siempre. Pero esos recursos son vitales cuando tenemos entre manos un trastorno del neurodesarrollo o dificultades de aprendizaje, como, por ejemplo, el TDAH, la dislexia, la discalculia… Esta creencia no es únicamente mía. Los últimos papers sobre el tema que he revisado [1], indican que es vital que las familias con hijos con TDAH tengan entrenamiento no solo para conocer el trastorno. También para saber intervenir.

Conclusiones del trabajo con familias

  • Las familias deben conocer el trastorno o la dificultad que sus hijos, entender sus síntomas, la evolución y lo que pueden esperar, así como las diferentes recomendaciones terapéuticas y las adaptaciones necesarias en el centro educativo.
  • El entrenamiento en cómo intervenir y qué estrategias y herramientas usar hace que las familias tengan mayor sensación de control ante la situación.
  • La sensación de control se traduce en menor estrés y ansiedad en relación con la situación que viven en casa, lo que facilita la mejora el contexto familiar, vital para la mejora de los hijos.

Por ello, nuestro trabajo no solo se ha centrado en explicar únicamente la sintomatología y conducta asociada a las dificultades de aprendizaje o trastornos del neurodesarrollo. Creamos formaciones que nos permiten dotar a las familias de estrategias y herramientas, pero también ayudarlas a identificar en qué momento pueden usarlas. Siempre en consonancia con lo que nos dice la evidencia científica y el trabajo que suele realizarse por parte de los profesionales que trabajan con sus hijos, ya sea con las profesionales de INANP, o fuera del centro.

Nuestro trabajo hasta ahora se ha centrado en primer lugar, en una pequeña investigación para recoger las necesidades de las familias. Así, son ellas las que han escogido los temas que se tratan y las herramientas que reciben. Una vez recibimos las respuestas, creamos un itinerario que pudiera resultar interesante. Primero, según el interés de las familias en cada tema y, después, teniendo en cuenta como profesionales los contenidos que creemos que eran esenciales trabajar.

Formación para familias

Hemos programado nueve meses de formación para las familias, cada mes con un tema concreto al que pueden asistir en directo y con el que tienen acceso a recursos y materiales. Las familias que no podían incorporarse en el horario de la formación, acceden después al vídeo en diferido y tienen la posibilidad de resolver sus dudas vía email.

Así, hemos estamos trabajando en diferentes temas:

  • Técnicas de estudio.
  • La relación entre familia – centro educativo.
  • Técnicas y estrategias para trabajar en el autocontrol.
  • Herramientas para mejorar la autoestima y trabajar en las fortalezas de nuestros hijos.
  • Educación emocional y habilidades sociales.
  • Ansiedad parental y cómo gestionar los momentos de estrés en familia.
  • Cambios en la vida familiar tras el diagnóstico.
  • El paso de la infancia a la adolescencia.
  • Sexualidad e impulsividad: educar para prevenir.

Las familias que se forman con nosotras, tienen oportunidad de valorar las sesiones. Hasta ahora han valorado de manera excelente un punto esencial para este trabajo: la dinamización de la sesión y la actitud de la ponente. Y es que el contenido se convierte en algo memorable cuando las familias lo reciben enmarcado en emociones y experiencias.

Uno de los momentos más especiales en las sesiones, es cuando las familias me conocen. Entienden cuál es mi perfil profesional (Pedagoga) y mi trayectoria y formación, pero también mis características personales: convivo con depresión trastorno y ansiedad generalizada y TDAH. Eso hace que cuando hablamos del tema, no solo tenga una mirada profesional, también tengo una mirada en primera persona que ha hecho que las familias se sientan cómodas e identificadas. Porque no se trata de que en las sesiones tengamos barreras entre profesionales y familias, si no de que sean un lugar seguro para aprender juntos.

Si te interesa nuestro trabajo, puedes inscribirte aquí a nuestras sesiones o ver las que ya hemos realizado.

Bibliografía

[1] Theule, Jennifer & Wiener, Judith & Rogers, Maria & Marton, Imola. (2011). Predicting Parenting Stress in Families of Children with ADHD: Parent and Contextual Factors. Journal of Child and Family Studies. 20. 640-647. 10.1007/s10826-010-9439-7.

Theule, Jennifer & Wiener, Judith & Tannock, Rosemary & Jenkins, Jennifer. (2013). Parenting Stress in Families of Children With ADHD A Meta-Analysis. Journal of Emotional and Behavioral Disorders. 21. 3-17. 10.1177/1063426610387433.

Harrison, Christine & Sofronoff, Kate. (2002). ADHD and Parental Psychological Distress: Role of Demographics, Child Behavioral Characteristics, and Parental Cognitions. Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. 41. 703-11. 10.1097/00004583-200206000-00010.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *